Clausura de las Jornadas de Ciudades Amigas

Arxiu del Servei de Premsa de l’Ajuntament.Foto Sito

Hemos tenido la oportunidad de confraternizar con las delegaciones de Habana Este, Jalapa, Villa El Salvador, Edchera, nuestras ciudades amigas, y de conocernos mejor.

Hemos trabajado e intercambiado opiniones e ideas a lo largo de la semana. Creo, modestamente, que hemos cumplido los objetivos que nos planteábamos, no sólo por el éxito de participación: Estas Jornadas han sido un marco para intercambiar experiencias entre las ciudades hermanadas, para revisar la situación de los proyectos, y para mirar al futuro. En definitiva, resumiendo, como decíamos el martes pasado en la apertura de las Jornadas, hemos “reforzado y estrechado los lazos de amistad y solidaridad entre las ciudades y entre sus ciudadanos”.

Efectivamente, en los diferentes debates han participado muchos ciudadanos colomenses, adheridos a entidades y ONG’s, o simplemente ciudadanos interesados por la solidaridad. Pero es clave que la ciudadanía conozca, esté informada de lo que pasa, de cómo son, de que problemas tienen nuestros amigos y amigas de las ciudades hermanadas, porque desde la información y el conocimiento se puede articular una solidaridad y una cooperación comprometida, asumida y consciente, por lo tanto duradera y con serias posibilidades de ampliarse.

También han servido estas jornadas para reflexionar, para reiniciar el debate, diría yo, sobre por dónde deben pasar los ejes de nuestro trabajo solidario, y digo de NUESTRO trabajo solidario, de todos nosotros, de las entidades, de las ONG’s, de los colectivos, de las personas y también del Ayuntamiento.

Tres ejes empiezan a marcar la discusión: la cooperación, la sensibilización y la participación. Hay que financiar proyectos, para eso está la partida presupuestaria del 0’7% y el Consell de Solidaritat i Cooperació, pero a la vez hay que informar y sensibilizar a la población para que sea receptiva y dé soporte. Todo esto tendrá los mejores resultados si las entidades y los agentes sociales participan y juegan un papel activo en la promoción de la solidaridad.

Tres ejes: cooperación, sensibilización y participación que deben ir íntimamente ligados y que se potencian mutuamente. Ahora bien, quisiera poner sobre la mesa dos temas más, importantes para Santa Coloma y para el movimiento solidario: la interculturalidad y las nuevas tecnologías.

Tenemos un 3% de nuestra población procedente de otros países, que es de un 8% si nos situamos en la zona sur. Son ciudadanos colomenses que proceden de países pobres, donde las posibilidades de ganarse la vida y de disponer de una calidad de vida son mínimas.

Hemos de financiar proyectos de cooperación allí, pero hemos de facilitar su participación en la vida colectiva, aquí. Ahora que se está poniendo en marcha el Programa de Desarrollo de la Convivencia debemos, desde el movimiento de solidaridad, participar para que la solidaridad no solo sea en dirección hacia allí, sino también nuestro trabajo vaya en dirección hacia aquí.

La globalización a nivel económico está manteniendo y/o acentuando las diferencias entre Norte/Sur. Hay que plantar cara al F.M.I. y al Banco Mundial y es urgente reformar estas instituciones para que la política económica mundial vaya en una dirección diferente y se disminuyan las diferencias entre países ricos y países pobres. La condonación de la deuda externa debe ser un primer paso en esa dirección.

Pero hemos de globalizar la resistencia y hemos de globalizar la solidaridad. Es importante prestar atención a las nuevas tecnologías y utilizarlas. Villa nos hablaba de su revista en la red, desde Internet podemos relacionar y coordinarnos, podemos y debemos hacer un Internet solidario. Son temas a debate que debemos profundizar entre todos.

Para finalizar agradecer, tal y como ha hecho el representante del Consell de Solidaritat i Cooperació, la asistencia de las delegaciones de las ciudades hermanas, de las personas que han participado en las mesas de los debates, a todos los asistentes (son 150 inscripciones y habrán pasado unas 200 a lo largo de las Jornadas).

Por último, el agradecimiento al trabajo de los miembros del Consell de Cooperació por su dedicación en la programación y organización de estas Jornadas.

Intervenció com a Tinent d’Alcalde de l’Àrea de Salut, Solidaritat i Cooperació

print